G. H. Mumm Cuvée Prestige R. Lalou

Champagne Grand Cru Cuvée Prestige


G.H. MUMM

Champaña

Precios IVA incluido

120,00 €

341,99 €

- 5%

720,00 €

120,00 €

Entrega de 5 a 7 días.


leer mas... Escribe tu opinión !
G.H. MUMM


ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 180€

Garantía de satisfacción en toda Europa

Devolución sin ningún coste

Pago 100% seguro

 

Compártelo en:

La Cuvée R. Lalou marca el resurgir de una leyenda y nace como homenaje de la Maison Mumm a René Lalou, uno de sus presidentes más emblemáticos.

Este fantástico champagne desciende de la Cuvée René Lalou, lanzada por primera vez con la cosecha 1966 para terminar en una cosecha también mítica, 1985.

Sólo 9 cosechas marcan su corta historia de 25 años, lo que sin embargo no le ha impedido alzarse entre las más importantes cuvées champañesas.

Fase Visual:Una capa de brillo dorado.
Fase Olfativa:Notas de turrón, naranja, flor blanca y miel de acacia. Los cítricos confitados, las frutas exóticas, la vainilla, la avellana y el praliné acaban por dominar.
Fase Gustativa:El final es recto y revela un punto de amargura que destaca un poco más una longitud ya de por sí impresionante.
Clase de vino:Champagne Grand Cru Cuvée Prestige
Graduación Alcohólica:12,5% vol
Formatos:0,75L

Escribir un comentario

G. H. Mumm Cuvée Prestige R. Lalou

G.H. MUMM

G.H. MUMM 

1827 

Las primeras páginas de la fabulosa historia de la Maison G.H.MUMM en la elaboración de vinos se escribieron mucho antes de 1827, fecha de su fundación oficial. Los orígenes de la familia Mumm, cuyo linaje incluye barones y caballeros, se remontan al siglo XII.  En 1761 la familia poseía ya un negocio de elaboración y comercialización de vinos con sede en Colonia (Alemania) bajo la denominación «P.A.Mumm», iniciales y apellido de su propietario Peter Arnold Mumm. La compañía era propietaria de extensos viñedos en el valle del Rin, donde elaboraba sus propios vinos.En los primeros años del siglo XIX, los tres hijos de Peter Arnold Mumm, Gottlieb, Jacobus y Philipp, reconocieron el potencial comercial de los excepcionales vinos espumosos elaborados en la región de la Champagne francesa. Dado que en aquel periodo Alemania y Francia mantenían buenas relaciones, los hermanos Mumm tomaron la audaz decisión de crear una sucursal de la empresa familiar en la Champagne, estableciendo una oficina en Reims, donde contaron con la ayuda de un residente del lugar, G. Heuser.

Desde el principio, la calidad fue la consigna clave para los socios de la nueva entidad fundada en 1827 y lo ha seguido siendo para todos sus sucesores. Este principio quedaría plasmado en el lema acuñado por Georges Hermann Mumm: «Solo lo mejor». 

«Solo lo mejor» El lema de Georges Hermann Mumm podría ser también el de los más grandes chefs de hoy y de ayer. Esta mentalidad compartida explica, en gran medida, la fuerza del vínculo que une a los champagnes G.H.MUMM con la alta cocina.   

Viñedo 

Los viñedos de la Casa G.H.MUMM se extienden a lo largo de 218 hectáreas, clasificadas con un 98% en la escala de crus de los champagnes.

Se encuentran mayoritariamente en los ocho Grands Crus más reputados de la Champagne francesa: Aÿ, Bouzy, Ambonnay, Verzy, Verzenay, Avize, Cramant y Mailly-Champagne. Estos viñedos cubren el 25% de las necesidades de producción de G.H.MUMM. El 75% restante es abastecido por viticultores independientes con los que la Maison ha desarrollado un estrecho vínculo.

Vendimia

La cosecha se suele realizar entre finales de septiembre y mediados de octubre, aproximadamente cien días después de que se produzca la floración. Es en ese momento cuando la uva ha alcanzado su madurez óptima. De conformidad con el decreto de aplicación de la denominación de origen Champagne, la cosecha se realiza exclusivamente a mano, parcela a parcela, racimo a racimo. De este modo, durante tres semanas, la Maison G.H.MUMM recurre a las manos expertas de unos mil vendimiadores.

Elaboración

Tras el prensado, los mostos se dejan en barrica durante aproximadamente dos semanas a una temperatura comprendida entre 18 y 20 °C para la fermentación alcohólica. Levaduras naturales transforman los azúcares contenidos en el mosto de uva en alcohol y en gas carbónico. Los mostos se transforman en vinos. La Maison G.H.MUMM se asegura de separar perfectamente los crus y las cepas con objeto de conservar hasta el assemblage la personalidad de cada pago. Desde siempre, los enólogos de la Maison dejan que se desarrolle una segunda fermentación denominada maloláctica, la cual, no obstante, no es obligatoria en Champagne. Se trata de una etapa natural durante la cual el ácido málico se transforma en ácido láctico, lo que permite suavizar los vinos.

Esta etapa actúa directamente en el estilo de los vinos G.H.MUMM, que serán más suaves sin por ello perder en frescor y vivacidad.

El assemblage

En el ensamblaje radica todo el arte de mezclar los vinos tranquilos procedentes de las diferentes cepas y de los diferentes crus, para obtener champagnes de calidad constante y fieles al estilo de la Maison. Este sutil arte de la mezcla es el «sello» de una Maison de Champagne y de su Chef de Caves. Para proceder con el assemblage, el Chef de Caves Didier Mariotti y su equipo de expertos enólogos degustan, anotan y memorizan cada año unas 2000 muestras. Hasta 77 crus diferentes pasan a formar parte, cada año, de la composición del Cordon Rouge.

Para perpetuar, año tras año, la potencia y el frescor de los champagnes de G.H.MUMM, se conservan con gran esmero vinos de reserva. Durante el ensamblaje, permiten suavizar las diferencias que puedan existir entre las diferentes cosechas. Algunos años, cuando la vendimia es excepcional, el Chef de Caves puede optar por crear un Millésime; en este caso, solo se mezclan los vinos de esa añada.

El envejecimiento

Las botellas se almacenan en posición horizontal en las bodegas de la Maison.

Excavadas manualmente en la creta, estas bodegas cuentan con un total de 25 km de galerías que el hombre ha necesitado 70 años para abrir.

En la actualidad albergan casi 25 millones de botellas.

Durante largos meses, los vinos van a adquirir toda su riqueza y complejidad aromática. En el transcurso de este envejecimiento, las levaduras forman un depósito. Al entrar en contacto con él, los vinos se enriquecen y revelan su personalidad.

Conocer más: http://www.ghmumm.com/es-es