Princesa del Tempranillo 2015

Vino Rosado joven, ecológico

Precios IVA incluido

9,95 €

29,85 €

59,70 €

9,95 €

Entrega de 5 a 7 días.


leer mas... Escribe tu opinión !
BODEGAS DIONISOS


ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 180€

Garantía de satisfacción en toda Europa

Devolución sin ningún coste

Pago 100% seguro

 

Compártelo en:

Fase Visual:Color de fondo rosado con reflejos nacarados en tonos anaranjados.
Fase Olfativa:Aromas muy frescos de flores y frutas campestres como las pequeñas fresas silvestres.
Fase Gustativa:Fresca continuidad de pétalos, fresas y papaya.
Comentarios del Enólogo:Debido a su naturalidad puede producir cristalizaciones.
Recomendaciones:Temperatura óptima de servicio entre 8º - 10º C
Maridaje:Acompaña bien platos vegetales como espárragos con nata, pasteles de cebolla o quiche de zanahorias con ibéricos.
Clase de vino:Rosado joven ecológico
Añada:2015
Graduación Alcohólica:13,5% vol
Formatos:0,75L
Vendimia:Manual
Viticultura:Ecológica y biodinámica.

Escribir un comentario

Princesa del Tempranillo 2015

BODEGAS DIONISOS

Dionisos - La Bodega de Las Estrellas

Dionisos” es una bodega familiar con doscientos años de antigüedad, ubicada en una casa solariega que forma un conjunto de vivienda y bodega que corresponde al modelo más tradicional de la región. Esta cultura centenaria y la magnífica forma de construcción, dotan al conjunto de unas capacidades extraordinarias que permiten hacer vinos con medios y tecnologías radicalmente distintos de los habituales y por su carácter tradicional propios de esta región y origen.

La agricultura biológica o ecológica, ha sido desde el principio el compromiso de Bodegas Dionisos hacia la Tierra y la calidad de sus frutos. Viñas criadas con mimo como corresponde a un patrimonio del que ahora son sus cuidadores, pero que deben legar a generaciones posteriores. Así mismo, en Bodegas Dionisos entienden que elaborar el vino debe tener algo de alquímico, no todo es la intervención, la adición o la modificación. Y al mismo tiempo, el origen y la tradición orientan hacia fórmulas que cada vez son más minoritarias ante la globalización de los procesos. La instalación tradicional cobra entonces una relevancia esencial en su proyecto: elaborar en las tinajas y guardar el vino en la cueva no es sólo un acto romántico, es una identidad.

La Bodega

El recipiente donde se hace y almacena el vino marca su impronta sobre el mismo, de igual modo que con los mismos ingredientes de comida, el resultado es diferente si se cocina en cazuelas de acero inoxidable, hierro fundido o barro. La nave de tinajas de cemento de gruesas paredes tiene el comportamiento propio de un material muy inerte que no carga eléctricamente al conjunto y mantiene muy estable la temperatura, sin permitir la reducción metálica.

La nave de tinajas de barro con similitudes a una gran cántara o ánfora romana, tienen la forma y el material propicio para unas fermentaciones y maduraciones excepcionales, que gracias a su natural microoxigenación integran aromas y sabores a los vinos “únicos” que producen. Permiten en su forma orgánica la circulación del vino y pulen los taninos con su interior cerámico.

Cueva excavada en la roca

A nueve metros de profundidad se guardan a una temperatura estable y fresca los vinos que pasaran a crianza en barricas de roble americano, francés y húngaro. Aquí el tiempo se detiene y adquiere otra dimensión que conjuga con armonía la quietud y la oscuridad. Un trabajo descomunal con algunas “mejoras”, que hoy rinde todo su conocimiento y cultura.

Suelo

Estos proceden de materiales mesozoicos y terciarios de plataforma, de suaves ondulaciones sedimentarias constituidas por margas calcáreas, bajo las que aparece una capa de calizas blanco rosadas muy compactas en determinadas zonas. Son de gran drenaje, tienen en verano una gran reverberación por sus afloramientos calizos que facilitan una perfecta madurez y precocidad.

Viñedo

Bodegas Dionisos se encuentra al borde de la gran planicie manchega, en una zona donde el paisaje va perdiendo paulatinamente su condición de llanura.

Otra finca está en el paraje "El Corcobillo", de 4,5 Has, orientada al norte en terrenos de pendiente, arcillosos y con cantos rodados, llamados "rubiales", con un fuerte color rojo por los óxidos de hierro. Suelos fuertes, que mantienen las más viejas viñas de Tempranillo, con escasas producciones, de uno a dos kilogramos por cepa; viejas cepas de troncos retorcidos con un gran almacén de reservas y uvas de mucho extracto. Estas viñas están plantadas y conducidas en cepa baja en "vaso", con el fin de respetar la magnífica adaptación que consiguieron a este clima seco y riguroso generaciones de agricultores.

Variedades de uva

Las variedades antiguas son, la Airén y la Tempranillo o Cencibel, que es sin duda una de las mejores variedades españolas y que en estas tierras, si se la vendimia en la madurez, ofrece vinos aromáticos, complejos y aptos para vinos jóvenes o envejecidos en barrica. En 1995 se plantó una viña de Cabernet sauvignon; y en 2000 se plantaron las viñas de Syrah, cuyos frutos son un extraordinario enriquecimiento de sensaciones mediterráneas a los vinos. Recientemente han plantado Garnacha y Verdejo.

Viticultura biológica o ecológica

Las viñas se cuidan con fertilizantes naturales (composts elaborados con parte de sus mismos residuos de elaboración y el complemento de estiércoles ovinos) hace que no solo su producción sea equilibrada, sino que además tenga un equilibrio fisiológico esencial para su vigor y rusticidad.

Conocer más: www.labodegadelasestrellas.com