BODEGAS RAÍCES IBÉRICAS

BODEGAS RAÍCES IBÉRICAS

Mark comenzó a producir vinos en España para sus clientes a partir del año 2000. Bodegas RAICES IBERICAS nace de su mano en 2020 para dar una respuesta adecuada a la idea ampliamente compartida sobre los vinos españoles.

Más

No hay productos de este marca.

Raíces Ibéricas


Mark Schiettekat comenzó a producir vinos en España para sus clientes a partir del año 2000. Bodegas RAICES IBERICAS nace de su mano en 2020 para dar una respuesta adecuada a la idea ampliamente compartida sobre los vinos españoles: España tiene el mayor y más interesante potencial de desarrollo hoy en día:



  • El viñedo más extenso del mundo.

  • Viñedos viejos y en altitud

  • Variedades de uva autóctonas

  • Producción orgánica excelente


Con sede en Calatayud, en la bodega de Maluenda, la empresa gestiona la producción y comercialización de sus diversos proyectos, principalmente elaborados con viñedos ubicados entre Zaragoza y Cuenca.


"Nuestra pasión por descubrir nuevos paisajes y nuevas historias que contar es nuestro principal impulso. Ser diferentes es la clave que queremos transmitir por medio de nuestros vinos. Combinamos nuestra creatividad y amplia experiencia en el mercado global con el conocimiento de nuestros enólogos locales. Cultivamos la diferencia como generadora de calidad y aliada sólida para todos nuestros clientes."


Con el objetivo de reivindicar los vinos españoles, la misión de Bodegas RAÍCES IBÉRICAS es proporcionar a los consumidores una experiencia insospechada con una relación calidad-precio excepcional y establecer relaciones estrechas y duraderas con sus clientes.


Carlos Rubén Magallanes


Enólogo, tras formarse en bodegas como San Alejandro de Calatayud, Santa Rita en Chile y en Bodegas Salentein en Argentina. Hoy forma parte del proyecto de Mark, Raíces Ibéricas.








Compraron una antigua cooperativa en 2020 en el pueblo de Maluenda en el corazón de la provincia de Aragón. La renovaron de acuerdo con los estándares modernos de producción. Con una capacidad total de 5,6 millones de kilos, nos permite vinificar, envejecer y almacenar diversos perfiles de vinos en condiciones óptimas.


Con la oportunidad de elaborar vinos de parcela individual por separado en pequeños tanques de hormigón o acero inoxidable y barricas de roble, así como pequeños lotes experimentales de variedades de uva olvidadas.