ESMERALDA GARCÍA

ESMERALDA GARCÍA

Después de terminar sus estudios y trabajar en diferentes bodegas, Esmeralda regresa a su pueblo natal para elaborar vinos con la misma desnudez y libertad con la que corría por sus campos durante la niñez, formando parte del ecléctico paisaje que la vio nacer, y con la humildad y responsabilidad que le confiere ser consciente del breve paso de tiempo que supondrá su trabajo dentro del patrimonio histórico de las bicentenarias cepas de Santiuste.

Más
  • 16,80 €
    Vino blanco.
    ESMERALDA GARCÍA
    Vino de la Tierra de Castilla y León

    Vino Blanco elaborado de viñedos viejos de Verdejo por Esmeralda García, sobre pie franco en la zona de Segovia. Suelos calizos franco-arenosos de gran profundidad.

  • 22,50 €
    Vino blanco.
    ESMERALDA GARCÍA
    Vino de la Tierra de Castilla y León

    Vino Blanco elaborado de viñedos viejos (130-180 años) de Verdejo por Esmeralda García, sobre pie franco en la zona de Segovia. Suelos calizos franco-arenosos de gran profundidad.

  • 22,50 €
    Vino blanco.
    ESMERALDA GARCÍA
    Vino de la Tierra de Castilla y León

    Vino Blanco elaborado de viñedos viejos (180-220 años) de Verdejo por Esmeralda García, sobre pie franco en la zona de Segovia. Suelos calizos franco-arenosos de gran profundidad.

Mostrando 1 - 3 de 3 items

Esmeralda García


Esmeralda García nació en Santiuste de San Juan Bautista. Los pinares de Vayuste disfrutaron de sus primeros juegos de infancia cuando bajaba al rio en las tardes de verano, a la vez que el Vallejo observaba como aprendía a montar en Bicicleta y el Carrascal era testigo de la impronta con la que su abuelo Boni le trasmitió la singularidad de la parcela familiar de Las Miñañas. Después de terminar sus estudios y trabajar en diferentes bodegas, Esmeralda regresa a su pueblo natal para elaborar vinos con la misma desnudez y libertad con la que corría por sus campos durante la niñez, formando parte del ecléctico paisaje que la vio nacer, y con la humildad y responsabilidad que le confiere ser consciente del breve paso de tiempo que supondrá su trabajo dentro del patrimonio histórico de las bicentenarias cepas de Santiuste.